DestacadasPolítica

Vecinos de Ibarreta volvieron a protestar frente al Hospital por la criminal desatención a la salud, y el abandono de los pacientes

 15,016 total views,  2 views today

Ante los oídos sordos del Ministro de Desarrollo Humano, vecinos de la ciudad volvieron a manifestarse frente al Hospital de Ibarreta, para protestar por mejores condiciones y atención del sistema de salud local, reclamando por falta de insumos hospitalarios, de personal idóneo, capacitado y habilitado para desarrollar las actividades inherentes a un centro hospitalario como es el de nuestra localidad”.

También reclamaron por “la falta de profesionales en el horario de las guardias, surgiendo por ello diversos inconvenientes que afectan a la población y que son de público conocimiento”.

Por nota solicitaron: “Mejor atención; que los médicos que están de guardia atiendan y no que te exijan obra social en el hospital cuando la atención debe ser gratuita; se necesitan más remedios y más reactivos para los análisis en los laboratorios; que las ambulancias para urgencias locales sean arregladas porque siempre tienen dificultades. Pedimos y exigimos que manden diabetólogos, traumatólogos y cardiólogos, ya que no hay en este Hospital de Ibarreta; y que cada médico, que por ahora solo atienden a 10 personas por día, atiendan a más personas por la mañana y por la tarde”.

YA LO HABIA ANTICIPADO FLORI ROBLEDO

El concejal por el bloque de Cambiemos de la localidad de Ibarreta Flori Robledo, aseguró pocas horas antes a Radio Nacional que el abandono en la atención a la salud de la gestión del ministro Décima es dramática en toda la zona centro de la provincia, y desde hace bastante tiempo muy complicado hasta en la localidad de Ibarreta, que es Hospital de Cabecera y donde ni siquiera hay médicos de guardia permanente, ni equipamientos y menos especialistas de ningún tipo, por lo que los traslados a la capital provincial son la única salida.

La desaparición de la atención en toda la región, hace que las emergencias y los pacientes desesperados busquen auxilios en Ibarreta, que no da abasto ni para los propios ibarreteños donde la sociedad reclama que ni siquiera tenemos guardia permanente, ni la función del doctor de turno, en el tiempo y forma que tiene que estar, por eso la gente está muy disconforme, denunció Flori Robledo.

Se presentan familias al hospital, generalmente por la noche o por la madrugada, y el doctor de guardia que corresponde nunca está, y a veces las personas tienen que volver a su casa por razones de que él doctor no está o le dice el enfermero de turno que si no hay dos o tres pacientes él no lo va a atender, y que venga mañana temprano.

Si uno va a un centro de salud es porque realmente tiene un inconveniente o que se siente mal, y esa es la disconformidad que tenemos como ciudadanos, la falta de atención y el desinterés o la inoperancia de las autoridades.

Hay una falta de organización en cuanto a la institución de la salud en toda la provincia, ya sea por el director general de la provincia o por parte del ministerio de la salud que han fracasado en su gestión y ni siquiera hacen seguimiento o los controles como corresponde.

Es el Hospital cabecera de la zona, porque tenemos las zonas aledañas de Perín, Comandante Fontana, Gral. Güemes, San Martin II, San Martin I, Lugones, Estanislao del Campo y Pozo del Tigre, son los lugares que más frecuentemente vienen a Ibarreta y es por la falta de atención que corresponde en sus propias localidades.

Aparte de no tener las herramientas ni insumos necesarios, no contamos con los doctores capacitados para diferentes especialidades (doctores especialistas), son todos médicos clínicos. No contamos por ejemplo con un Traumatólogo o un Cardiólogo, todo hay que derivar a Formosa.

Lo que molesta demasiado es que por una radiografía o por fracturarse una pierna o un brazo, directamente lo derivan a Formosa, y la familia muchas veces no cuenta con ningún recurso para poder irse con su familiar y subsistir en Formosa.

Muchas veces pasa que hacen traslados a personas por situaciones que se pueden solucionar acá. Hasta hace poco paso que en el hospital no había ni agua, imagínense eso, una barbaridad, concluyó el concejal Radical.

MUERTE Y PROTESTA POR DESATENCIÓN

Pocos días atrás pobladores de la localidad de Ibarreta ya levantaron la voz ante el deficitario servicio de salud que brinda el hospital local y advierten que la falta de atención no es porque la guardia colapse o porque falten manos para cubrir las demandas, sino que se trataría directamente de ausencia de médicos.

Varios lugareños expresaron su preocupación e indignación. Según consignaron, “en el hospital no sólo faltan insumos materiales, faltan médicos comprometidos, faltan personas responsables de la salud de la gente”.

El malestar ciudadano se hizo más fuerte tras conocerse el deceso de un joven en la guardia del nosocomio. Se trata de un joven de 25 años que concurrió al Hospital de Ibarreta porque se sentía mal y “debió volver a su casa porque no había nadie para atenderlo. No recibió atención médica a tiempo y al llegar la noche falleció. ¿Cómo es posible que no haya un solo médico de guardia en el hospital de un pueblo con más de 14 mil habitantes?”, se preguntaron.

 

 

Comments

comments

Comenta aquí